14 abril 2016
Throwback Thursday Holbox

“We all have our time machines, don't we. Those that take us back are memories...And those that carry us forward, are dreams.” - H.G. Wells

Lidia Di Romo
  About

25 marzo 2016
Semana 11 - Monumento a Benito Juárez

Como parte de las festividades esta vez tocó al monumento de Benito Juárez. ¿Sabías que en muchos estados de nuestro país, se encuentra un monumento o busto de Benito Juárez? Nuestro estado no se quedó atrás, y como lo mencioné en un post anterior no es el único, pero si el más representativo. El monumento se edificó en 1974 por el Gobernador Francisco Guel Jiménez, está hecho de bronce, por muchos años permaneció de un color obscuro, de hecho así lo recuerdo, pero actualmente se encuentra en un tono verdoso, esto a causa de la oxidación. Los vecinos del lugar han exigido la limpieza del monumento, pero al parecer no han hecho nada al respecto.

Para los hidrocálidos, es como nuestro ángel de la independencia, el lugar donde hay que ir a festejar triunfos de equipos deportivos. Aunque, creo, estos festejos han ido disminuyendo, o tal vez soy menos aficionada. Ustedes me dirán. De niña pasar cerca del monumento me daba miedo, no podía dejar de verlo, pero siempre pensaba en por qué tenía la cara de enojado, "¿Quién no tendría esa cara?", pensaba, "Si está parado todo el día" Luego no recuerdo por que pasé a la etapa de decir que era mi abuelo paterno. Y no  había ningún parecido físico, ni siquiera por la ropa, la verdad es que no lo sé seguiré con la incógnita. Cuando tuve que acercarme para las fotografías caí en cuenta que no había estado tan cerca. Es una glorieta que se presta para una visita cercana. Tiene una pequeña explanada en la que puedes estar por un buen rato, te puedes sentar y ver como los coches te rodean y escuchar el bullicio de las personas del merendero San Pancho, un lugar acostumbrado para pasar un buen rato al calor de las copas y la comida.

LDR_4974

Me quedó claro que es un buen lugar para sentarte y disfrutar. Esta vez me toca pedirles: si alguien conoce un poco más del monumento y me puede decir que significa el 37 que lleva sobre una especie de papel en la mano derecha, se los agradeceré.

LDR_4927

Hasta aquí mi reporte, ya voy en una quinta parte de los lugares. Gracias a todos quienes me han ayudado y apoyado en este proyecto.

LDR_4917
Con todo cariño, la hidrocálida: Lidia. Fotografías por: Aldo Romo y Lidia C
Lidia Di Romo

15 marzo 2016
Semana 10 – Colonia Ferronales

Hoy les presento lo que llaman el museo urbano en Aguascalientes: la colonia Ferronales.

Es una colonia que ha perdurado con la esencia de la industria ferrocarrilera. Una colonia tranquila, hermosa, ordenada, distinguida por sí misma.

Tiene su inicio alrededor del año 1897 cuando la compañía del Ferrocarril Central Mexicano comenzó a construir en esta ciudad los Talleres de Construcción y reparación de Material Rodante.

El Gobierno cedió a la empresa un terreno cercano a la Hacienda de Ojocaliente. Comenzó la construcción y con ello un conjunto habitacional para albergar al personal directivo y técnico de la empresa de origen estadounidense. Este conglomerado residencial se conoció mucho tiempo como Colonia Americana o Colonia de los gringos. En 1914, los estadounidenses abandonaron las casas.

Esta colonia fue construida de manera anárquica, es decir, sin visión, ni regulaciones, por lo que las calles son amplias, no tenían reglas para ajustarse a un tamaño, lo que verdaderamente caracteriza a esta colonia de las demás son las casas. Es una típica casa suburbana estilo americano. La casa ocupa el centro del predio, están construidas de madera, se rodea de jardines, techos a dos aguas, chimeneas, sótanos, áticos.

También conocidas como casas  tipo chalet, hacen juego perfecto con los eucaliptos enormes, las bugambilias, las calles empedradas, los amplios jardines, las cercas de madera, y como sonido de fondo los ladridos de los perros guardianes.

Leí que, años atrás, se había hablado de la posibilidad de realizar gestiones para convertir esa zona en Patrimonio de la Humanidad, y con ello distinguir la hermosura y esencia particulares del lugar, pero al parecer el tema no ha sido retomado.

¿Qué lo hace formar parte de mi lista?

Es un lugar en el que me imagino viviendo. Las casas me parecen la combinación perfecta: una casa hogareña, un jardín amplio y lleno de flores, la tranquilidad que a la vez te brindan las demás casas que comparten el ambiente. Un lugar que con el simple hecho de caminar por ahí puedes poner en práctica tus sentidos: contagiarte de los colores, tocar la madera de las vallas, escuchar una fuente. Para mi es la típica casa que dibujaba de niña, con el humo saliendo por la chimenea, con su «techo en pico», como yo lo llamaba, en un cuento hecho colonia.

Las bugambilias han formado parte de mi vida, son las flores de la abuela, las que había por su casa, por su calle, las que tenía que limpiar todos los días, quitarle las hojas secas de alrededor. Al verlas aquí me provoca un sentimiento de añorar estas casas, como si en algún momento la hubiera tenido, trayendo de regreso a personas que por ahora no puedo volver a ver.

Caminamos mientras el sol iba desapareciendo, lo cual nos brindó una hermosa luz, un hermoso atardecer. Tomamos algunas fotografías para deleitarte con algunos detalles:

Pero si no has visitado esta colonia, creo que ya es hora de que lo vayas haciendo.

Con todo cariño, la hidrocálida: Lidia. Fotografías por: Aldo Romo y Lidia C
Lidia Di Romo

08 marzo 2016
Semana 9 - Teatro Morelos

Y con ustedes el maravillo y clásico Teatro Morelos.

El encargado de esta maravilla fue el Ingeniero José Noriega, iniciado en 1883 y finalizándose en 1885. La obra “La muerte civil” fue la encargada de inaugurarlo.

Tiene un estilo neoclásico, con tres arcos de medio punto al frente, almohadillones en la parte alta y medallones pequeños en las contrapuertas.

Rehabilitado en 1914, el Teatro Morelos alcanzó celebridad en ese año: del diez de octubre al catorce de noviembre, después del triunfo alcanzado sobre Victoriano Huerta, los diferentes grupos revolucionarios se disputaban el poder. En este escenario se dieron cita los representantes de los carrancistas, villistas y zapatistas con el propósito de evitar el rompimiento y elaborar un programa de gobierno nacional.

En los libros de historia seguramente lo recordamos por ser parte de grandes acontecimientos como:

  • Establecimiento de la Convención Revolucionaria como el Organismo Soberano.
  • La adopción del Plan de Ayala
  • Nombramiento del general Eulalio Gutiérrez como presidente provisional de México.

Aparte de la historia que trae consigo el Teatro Morelos, también tiene una historia conmigo.

La historia comienza en mi niñez. Fue de los primeros lugares en maravillarme. Asistí por primera vez cuando cursaba la primaria, aunque la verdad por más que trato de recordar la fecha aproximada no puedo.

Fui con mis compañeros a ver una obra de teatro, incluía danza clásica y una historia de amor. Cuando ingresamos su grandeza me hizo sentir más pequeña de lo que en realidad era, avanzábamos lentamente ya que nuestros ojos no estaban precisamente siguiendo el camino que estaba en penumbras, sino que volteábamos a todos lados, cortina roja enorme, palcos con estructuras bonitas que se disparaban tres pisos, decíamos entre nosotros: «Qué bonito se ha de ver desde allá arriba», nos pidieron irnos acomodando y guardar silencio para que la obra pudiera comenzar. Las sillas eran cómodas, rojas, pero mis piernas volaban, como volaron aquella mañana todas las bailarinas del escenario.

Fue mi primer contacto con el arte, fue una pequeña puerta a lo que después fue una parte importante de mi vida. Alguna vez estuve en clases de teatro y aunque fue poco tiempo, fue el suficiente para aprender a valorar a quien se para sobre el escenario y se despoja de prejuicios, miedos y simplemente se deja llevar para dar un deleite a quien lo observa.

He ido a ver más obras, pero esa siempre será la primera, la más memorable, donde aún puedo sentir todas esas emociones como si el tiempo no pasara.

Como cada lugar que les presento, les invito a visitar, se presentan obras de teatro, presentaciones de baile y danza. Yo hice lo propio y aquí les dejo una probadita de la presentación de la Universidad de las artes en el teatro Morelos. Disfruten y sobre todo no se queden con esto, vayan y sean testigos.

¡Que viva el arte!

¡Qué viva Aguascalientes!

Lidia Di Romo

01 marzo 2016
Semana 8 - Puente Bicentenario

Hoy, más que un lugar turístico, es un lugar emblemático, de Aguascalientes.

Es el puente bicentenario, ubicado en la entrada sur de la ciudad, justo enfrente del Teatro Aguascalientes. Recibe el nombre de Bicentenario porque fue inaugurado durante el año que se conmemoro los 200 años de la Independencia de México.

Su construcción comenzó en abril del 2010. Fue construido por personas del estado, con la ayuda de una constructora de Jalisco para la estructura metálica.

Algunos datos de la construcción del puente son:

  • Para la cimentación se utilizaron 88 pilotes de concreto de 15 metros de profundidad.
  • Se colocaron 6000 m3 de concreto
  • Se utilizaron 650 toneladas de acero de refuerzo.
  • El peso total de la estructura metálica es de 3500 toneladas.
  • El arco metálico descansa en 4 disipadores de energía que toman las presiones del viento y las de sismos
  • El arco metálico atirantado cuenta con 10,000 metros de cable galvanizado.

Es un puente de 740 metros de longitud, atraviesa dos de las avenidas más importantes: Mahatma Gandhi y José María Chávez.

¿Por qué está incluido en mi lista?

Porque presiento que será un símbolo de Aguascalientes en un futuro, cuando tenga la colección de este proyecto completa, y mis hijos la vean, probablemente se vea incompleta si no incluyese el puente más visto de la ciudad.

Tal vez no tenga recuerdos de mi niñez, pues es un lugar relativamente nuevo, con apenas 4 años, pero es un buen momento para comenzar con historias en este puente. Además es un nuevo emblema de la ciudad.

Quienes nos visitan y entran por la carretea 45 Sur, llegan directamente al cruce con él. Si llegas en avión, mientras sobrevuelas la ciudad, puedes verlo: ese arco blanco enaltecido que controla el tráfico.

Para mí es un lugar por el que paso varias veces a la semana, más de lo que hubiera imaginado. Ojala no perdamos esa capacidad de asombro y cuando pasen por ahí, de preferencia como copiloto, den un vistazo, que de que es bonito, es bonito.

Es la puerta de entrada a Aguascalientes, es el puente Bicentenario como parte de mi año por Aguascalientes.

Con todo cariño, la hidrocálida: Lidia.

Fotografías por:

Aldo Romo

Lidia Di Romo